Páginas

EXPERIENCIAS PRE-LECTORAS

La motivación es un aspecto muy importante a la hora de fomentar la lectura.

"El entusiasmo por la lectura no se enseña, se contagia" Monique


Los lectores surgen de ambientes familiarizados con la lectura. 
Los padres que leen, los maestros que leen, impulsan a leer; el modelado es la mejor técnica educativa, sobretodo con los más pequeños...

CONSEJOS PARA ENAMORAR A TUS HIJOS DE LA LECTURA

"Para soñar no hay que cerrar los ojos, para soñar hay que leer" 
Michel Foucault 
Y para que nuestros hijos sueñen tenemos que ayudarlos y motivarlos a leer.

La lectura es fundamental para el aprendizaje, pero no solo eso. Leer nos abre puertas a mundos que nunca hubiéramos imaginado y por algo se dice que para viajar solamente hay que abrir un libro.

En estas época de bombardeo de contenidos digitales, pareciera que los niños quieren ver cualquier cosa menos las páginas de un libro. Que un niño tome algo impreso y se ponga a leerlo por su propia iniciativa es siempre emocionante y una actitud que todo padre quisiera ver en sus hijos. No obstante, este es un momento en el que los padres tenemos un reto mayor cuando se trata de inculcar hábitos de lectura en los niños.

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), los niños que leen por placer tienen un mejor rendimiento académico. Leer, además, hace que su creatividad se active. La lectura aporta habilidades para el resto de la vida y facilita que se forme un pensamiento crítico y libre. 


Acciones para que los niños se apasionen por la lectura desde recién nacidos:

  • Lee para ellos desde que son muy pequeños
Y cuando digo muy pequeños, es desde las primeras semanas de nacido. De acuerdo con kidshealth.org, leer a los bebés desde edades tempranas desarrolla su sentido de la comunicación, la audición, su vocabulario, además de que empieza a aprender sobre conceptos básicos como colores y figuras geométricas. Sin embargo, lo más importante es que de esta manera se crea un hábito en torno al vínculo afectivo con los padres y la lectura. Es el primer paso para que los niños sientan amor por los libros.
  • Que lean, ¡lo que sea! 
La caja del cereal, una revista, un cómic, el papelito de la galleta de la fortuna… Si quieren saber qué dice ahí, déjalos que lo averigüen por sí solos. Dependiendo de la edad puedes ayudarlos, sin embargo lo importante es despertar su curiosidad para que sientan la motivación de descubrir lo que dice un texto. Los cómics son en especial una buena manera de empezar pues los dibujos hacen que la lectura sea más fácil y divertida. Poco a poco irán mejorando su capacidad lectora y buscarán otro tipo de lecturas. Lo importante es que practiquen todo el tiempo.
  • No los obligues a leer
Esto no quiere decir que no hagas nada por que lean, si no que más que ponerlo como algo que se debe hacer a como dé lugar, logres animarlos con buenas prácticas. Ir a bibliotecas o librerías públicas en los que tengan acceso a muchos tipos de libros es una opción, pero también hay cosas que puedes hacer en cualquier momento. Por ejemplo, jugar juegos con ellos en la carretera a elegir una letra y animarlos a que encuentren palabras por el camino que empiecen con esa letra. Esto los llevará a leer más de lo que te imaginas.
  • Que ellos elijan sus lecturas
Encuentra los temas que más les gustan o emocionan y busca libros sobre el tema. En mi caso, mi hijo mayor está obsesionado con los videojuegos y me hace muchas preguntas sobre los mismos que yo no sé contestar. Encontré que en Kindle Unlimited hay muchos títulos en español sobre el tema y ya mi hijo está practicando la lectura al tiempo que se informa sobre el tema que más le gusta. Hay muchos tipos de personalidades y hay libros para cada una. Una buena idea es dejarlos elegir sus libros.
  • ¡No dejes de compartir con ellos los momentos de lectura!
Aunque ya sean “grandes” y sepan leer, seguir leyendo para y con ellos por las noches mientras los abrazas es un hábito que no se debe perder. Revisiten libros de cuando eran más pequeños y les gustaban mucho, lean poesía, incluso pueden tener una novela especial que lean juntos y en el que vayan avanzando una vez a la semana, por ejemplo. No olvides que lo más importante para que tus hijos lean es que te vean leyendo y que vivan en una casa en donde se lee.

SI NO LEEMOS, NO SABEMOS ESCRIBIR, Y SI NO SABEMOS ESCRIBIR, NO SABEMOS PENSAR

Es así de contundente. Si no leemos, es difícil que podamos pensar bien.

Hoy todos escriben, todos quieren expresar sus sentimientos y opiniones, pero, ¿quién lee? En cierta forma la lectura es una actividad superior a la escritura; sólo podemos escribir con el lenguaje que hemos adquirido leyendo. La lectura es la materia prima de la escritura y la posibilidad de crear una obra que tenga belleza y profundidad o simplemente claridad, se basa en las lecturas que hemos hecho y lo que hemos aprendido de otros autores (sus palabras se vuelven las nuestras, se mezclan con nuestros pensamientos y experiencias). Así se destila la escritura, como una refinación del pensamiento no sólo personal, sino del tiempo mismo.
Para muchas personas es más atractivo escribir, tiene más glamour –algo que quizás se deba a la inmadurez y al egoísmo–, pero grandes escritores nos dicen que la felicidad en realidad está en la lectura. Borges es especialmente fértil en este sentido: "la felicidad, cuando eres lector, es frecuente". Y la célebre: "Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído".
Hay una frase contundente, que si no mal recuerdo es de Juan José Arreola, "Si no lees, no sabes escribir. Si no sabes escribir no sabes pensar". Una sencillez aforística que debe ser el fruto de la labor intelectual de un buen lector.
Edmund Husserl escribe en su Lógica formal y Lógica trascendental: "El pensamiento siempre se hace en el lenguaje y está totalmente ligado a la palabra. Pensar, de forma distinta a otras modalidades de la conciencia, es siempre lingüístico, siempre un uso del lenguaje". Así que si no tenemos palabras, si no tenemos lecturas en nuestra memoria que enriquezcan nuestro lenguaje, nuestro pensamiento será muy pobre. Las personas toleran no ser buenos lectores, pero si se les dice que no saben pensar, esto lastima su orgullo y, sin embargo, una condiciona a la otra. Así, la lectura es una herramienta de desarrollo fundamental. Y donde mejor se desenvuelve esta herramienta es en los libros, no en los pequeños artículos que dominan la circulación de la Web; el encuentro con el lenguaje merece un espacio de concentración –el medio es también el mensaje–, un encuentro a fondo con la mente de un autor que puede haber muerto hace cientos de años pero que vive, al menos meméticamente, en el texto que se trasvasa a nuestra mente.


En suma, el mundo se crea con la palabra y esto es así no sólo en una visión esotérica o religiosa de la realidad, lo es en nuestra vida cotidiana: sólo alcanzamos a distinguir las formas una vez que tenemos los nombres.
De cualquier manera queda claro que la lectura como surtidor de las palabras que animan nuestra conciencia es un aspecto esencial de lo que es un ser humano que piensa el mundo. Podemos existir sin pensar, y a veces el pensamiento se convierte en un ruido que enferma la mente, pero en el pensamiento, con el poder de la palabra, tenemos una potencia divina. 
Por Alejandro Mar G

LA LECTURA EN EL AULA

"El entusiasmo por la lectura no se enseña, se contagia" 
Monique

Partiendo de ese pensamiento encontramos el siguiente aporte para desarrollar el hábito lector en el aula o salón de clases. 

En el aula debe reinar un clima lector, de modo que se procuren los espacios, tiempos y ambientes adecuados: Leerles todos los días, hablarles de lecturas, preguntarles por lo que leen, programar una sesión semanal de lectura, acompañarles a la biblioteca,etc todo esto contribuye al desarrollo del hábito lector.

La animación a la lectura en el aula exige la elaboración de un plan de lectura que se adapte a los gustos y al nivel de competencia lectora de cada educando. Una buena oferta de textos y la implicación de los estudiantes en la selección de libros constituyen estrategias adecuadas. El fomento del gusto por la lectura debe contemplar el asesoramiento individual; es decir, es fundamental que exista un plan personalizado de lectura para cada estudiante.



Son muchas las actividades que se pueden realizar en las aulas de Educación Infantil y Primaria para animar hacia la lectura:
  1. Rincón de lectura.
  2. Lectura diaria de noticias, poemas…
  3. Lectura de diarios o de publicaciones periódicas.
  4. Lectura por parte del docente de fragmentos divertidos o curiosos de los libros.
  5. Presentar a los estudiantes una amplia lista de libros de temáticas diferentes y de distintos niveles de dificultad.
  6. Comentar referencias aparecidas en la prensa sobre los libros: como libros más leídos, etc.
  7. Permitir a los estudiantes la elección de obras y autores.
  8. Exposiciones orales de las lecturas realizadas por los estudiantes y por el docente.
  9. Lectura de un libro entre todos finalizando con alguna actividad: cada uno lee un capítulo y lo cuenta o realiza un dibujo…
  10. Cumpleaños: cada alumno escribe una poesía o cuento como regalo y se construye un libro viajero con todas las poesías o cuentos.
  11. Debate sobre las lecturas realizadas.
  12. Dibujar los personajes, el escenario, realizar murales, dramatizaciones.
  13. Votación para elegir los mejores libros y/o autores.
  14. Dar a conocer los escritos y producciones de los educandos en la revista del colegio, en la web…
  15. Realizar un libro viajero que contenga producciones de los estudiantes sobre un tema determinado.
  16. Ver una película sobre el libro.

En definitiva, el papel del docente consiste en hacer de la lectura una práctica cotidiana.

De: Anna Sordé en blog.ididatic.com

LA LECTURA EN EL NIVEL INICIAL

Ideas importantes para promover la Lectura: 
  • El nivel inicial, el jardín de niños es una etapa intensa e importante. Su finalidad es enriquecer el mundo de los niños.
  • El entorno alfabetizador favorece el futuro lector(a).
  • El jardín o preescolar ayuda a comprender las instrucciones orales, enriqueciendo el vocabulario. Fomenta el juego y la imaginacion.
  • El circular de la palabra lleva a la narracion, y de la narracion al cuento.
  • La biblioteca circulante es una oportunidad para que el libro sea algo cotidiano, y para que la familia sea lectora.   





“El tiempo para leer, al igual que el tiempo para amar, 
dilata el tiempo de vivir
 Daniel Pennac


Fuente:

CONCURSO LEER PARA GANAR

El Centro Integral Psicopedagógico "Excelencia" premia tu gusto por leer. 


Los ganadores del primer Concurso #LeerParaGanar son:

1º Lugar: Marisa Laguna
Ganadora del Premio en metálico + Diploma digital  

Mención honorífica: Manuel Camacho 
Ganador del Diploma digital 




¡Felicitamos a todos los lectores que se sumaron! 

Los aportes del Concurso son destinados por completo 
a eventos de lectura para niños organizados por 

INICIATIVAS PARA PROMOVER LA LECTURA

Son muchas las experiencias de promoción de lectura generadas en distintos lugares del mundo.
Empecemos por Rumanía. En la importante ciudad de Cluj-Napoca, las autoridades de transporte aprobaron una iniciativa del promotor de lectura Victor Miron: al leer un libro o una revista mientras estén viajando, les permitirá utilizar el servicio gratis.
El alcalde estuvo de acuerdo con implementar esta iniciativa, pues a su juicio la lectura es sinónimo de crecimiento cultural y educativo. 
Por su parte, Miron, el impulsor del proyecto, ha revelado que le costó un año lograr que su plan se convirtiera en realidad. Pero insistió convencido de que “para promover la lectura, es mejor recompensar a los que leen en lugar de criticar a los que no lo hacen”.
En la ciudad de La Paz, Bolivia, también ha surgido una iniciativa de fomento de la lectura y transporte público llamada Lectura con altura. El Ministerio de Educación y la empresa estatal Mi Teleférico firmaron un convenio para instalar bibliotecas virtuales que permitirán a los pasajeros acceder a colecciones de libros cortos desde las cabinas del teleférico, mediante el uso de tabletas. La primera biblioteca funcionará en la Línea Roja, que va de La Paz a El Alto, e inicialmente permitirá que 16 pasajeros tengan tabletas a su disposición durante el trayecto; más adelante el servicio se extenderá a otras líneas. También hay planes de hacer sesiones de cuentacuentos en los viajes. Sin duda, una buena idea para que los trayectos en el teleférico, que suelen durar entre cinco o diez minutos, se conviertan en una opción cultural.
Por último, vale la pena mencionar la propuesta de Courney Holmes, un barbero de Dubuqe, Iowa, en Estados Unidos. ¿En qué consiste? Pues nada menos que en regalar cortes de pelo gratis a los niños que lean mientras él se ocupa de sus cabezas. “Si no saben leer, los ayudo a entender el libro y lo leemos junto”, explica Holmes. El éxito ha sido enorme y actualmente tiene filas de 20 niños esperando para cortarse el pelo con él. “Comencé trayendo libros de mi casa, pero ahora la gente me envía algunos”. 
Fuente: blog.cuatrogatos.org